Buscanos en Facebook  Mirá  nuestro canal de YouTube  Seguinos en Instagram

NOTICIAS   CAMPEONATO VALLA UNO   SUSCRIPCION   CALENDARIO   ALOJAMIENTO   #COLECTASOLIDARIAVALLAUNO   CONTACTO

Valla Uno - Volver al Inicio Establecimiento MP
 

"MI VIDA ES EL JOCKEY CLUB SAN JUAN"

07/07/17

Entrevistamos a Ricardo Yacante

     
 



¿Qué es para vos el Jockey Club San Juan?


Mi vida es el Jockey Club San Juan. Yo vivo acá y me voy a morir acá. Siempre le digo a mi mujer que me falta traerme el colchón nada más, porque estoy desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde. Pero es un trabajo que hago con cariño y con mucha pasión.



¿Cuál fue tu camino en la equitación y cómo llegaste al Jockey?


Llegué a los 17 años. Yo siempre andaba con un primo que tenía caballos y él empezó a saltar en una quinta que quedaba en el Departamento Zonda, un lugar que no tenía todo lo necesario para practicar el deporte, como la mayoría de los lugares en aquella época. Entonces fuimos al Jockey, que era un lugar que yo ya conocía porque iba a ver a los otros saltar. Allí conocí a la amazona Marina Sotomayor, que era una de las mejores del club, y le pregunté si tenía un caballo para pensionar. Ella me ofreció un caballo que le había llegado hacía poco tiempo y que pertenecía a una inglesa. Me dijo que si yo sabía montar bien podíamos empezar a saltar, así que le dije que sí y arranqué las clases con ella. El caballo tenía condiciones y uno que es medio loco lo hacía saltar. Esto fue en Marzo o Abril del año 1971, en Diciembre ya nos fuimos a los Nacionales a saltar 1,10. Me acuerdo de que clasifiqué un día y tiré un palo al otro día, pero el caballo anduvo bárbaro.


Al tiempo empecé a montar todos los caballos del club, yo era el que sacaba a todos los caballos que venían, lo cual significó para mí un aprendizaje muy importante. También fue muy importante para mí todo el aprendizaje que hice gracias a Guillermo Córdoba, quien me enseñó muchísimo acerca de la técnica y la equitación. También fue él quien junto a mi vieja me dieron una mano para poder comprar dos caballos que tuve en aquel momento. Después los cambié por un caballo de Escuela al que querían rifar porque no servía para los niños. Yo lo había visto saltar y me había impresionado, por eso cuando escuché que lo querían vender le propuse a los dueños cambiarlo por los dos caballos que yo tenía y aceptaron. Ese fue mi primer caballo, que se llamó Azabache. Me lo dieron en Marzo de 1977 y en Mayo ya estaba haciendo 1,30. En Julio salí Campeón del Torneo del Centro de la República con todos los monstruos de ese entonces. En Septiembre gané un Campeonato que hicimos acá en San Juan, que fue la primera vez que se vinieron todos los cordobeses y en Diciembre quedé Tercero en los Nacionales y Campeón del Jinetes del Interior. Así que así llegué a Jinete de Primera con ese caballo.


Luego me fui a Buenos Aires a probar suerte con Guillermo Córdoba y Horacio Reina, que tenía una quinta en Virrey del Pino. Fue una época muy dura porque no se vendía ningún caballo y estaba todo parado, por lo que decidí pegarme la vuelta.


Cuando volví a San Juan comencé a dar clases con unos pocos alumnos. Tuve muchos alumnos que anduvieron muy bien por todos lados y varios de ellos siguen estando en el club hoy en día. Luego con los años el Jockey comenzó a crecer hasta llegar a ser lo que es hoy en día.



EuDaWj5



¿Cuántos años van del Cordillerano?


El Cordillerano ya lleva 27 años. Este es un año muy especial para nosotros porque además de este concurso,  que siempre es nuestra prioridad, tenemos la Final del Federal en octubre y es otro compromiso muy grande que asumimos. Afortunadamente tenemos un gran equipo y nuestra gente sigue poniéndole pilas, cariño y esfuerzo a todo lo que hacemos.



¿Cómo se están preparando para la Final del Federal?


En el Cordillerano de este año decidimos probar algunas cosas nuevas para repetirlas o corregirlas en el Federal. Estamos trabajando mucho para que los caballos estén tan cómodos como sea posible, ya que eso para nosotros es una prioridad. Además, tratamos de trabajar siempre para la gente, pensando en qué más podemos darles. Para mí, poder tener la Final acá es la culminación de todo lo hecho durante una vida deportiva, porque trabajamos durante muchos años para tener el club como lo tenemos, con la infraestructura con la que cuenta, y el poder tener un evento tan importante después de todo este tiempo es una alegría inmensa.



¿Quiénes son los que hacen posible todo esto?


La familia hípica. Si no fuese por ellos, no se podría realizar nada de todo esto. Mucha gente que trabaja con esfuerzo y dedicación por cada cosa que hacemos. Siempre están en todos los detalles y dispuestos a colaborar con cualquier cosa que se necesite. Acá se respira cariño, amistad.



 

 

 

 

 

 

Más noticias

 

 

 

 

Desarrollado por
Rodrigo Guidetti